CaribeAndo

viernes, 10 de agosto de 2007

Lilia MENDOZA

Concierto en B menor para una niña sin dientes
El Club de Mujeres Algo-Optimistas de Ciudad Miseria decidió reunirse a puerta cerrada y sin martinis un sábado por la mañana. Así pasaron varios días en su encierro impuesto. Discutieron mil formas de ayudar a Penélope, quien se hiciera famosa al caerse de un balcón y perder tres dientes, ninguno de leche. Cuidad Miseria amaneció el 21 de enero de ese año cubierta de costosos afiches impresos en brillante papel e imágenes de alta resolución. La cara de Penélope, entre coqueta y bocacha, sonríe mientras se anuncia un concierto clásico para operar su sonrisa.

3 Comments:

  • At 10 de agosto de 2007, 16:05, Blogger Songo said…

    Mi querida LILI, tu relato tiene muchas dimensiones, de la miseria, al humor (a veces negro) pero siempre allí un calor y un color CARIBE que nos desgarra...

    Abrazo

     
  • At 13 de agosto de 2007, 19:12, Blogger Sonia Marcus Gaia said…

    las reinterpretaciones de penélope en el caribe son de un sincretismo, dimensionalmente hablando, ¡monumental!

    un abrazo desde Puertorroland
    sonia

     
  • At 15 de agosto de 2007, 9:44, Blogger El escapista said…

    ¡Sonia! ¡Qué gusto me da saber de ti! Tengo el revólver cargado con dos entregas más. Hace poco conocí unos docentes de la Universidad del Estado, de allá de Puerto Rico. Buenas gentes. Saludos.

     

Publicar un comentario

<< Home